Una empresa especializada en la instalación de calderas en Zaragoza te puede solucionar la necesidad de calefacción doméstica. Ahora bien, es bueno que sepas qué combustibles se pueden utilizar para que valores.

La mayoría de las calderas domésticas en pisos son de gas natural, que paulatinamente ha ido sustituyendo al propano. Las principales ventajas de este tipo de combustible son su limpieza, la baja generación de gases contaminantes y su precio competitivo.

En una instalación de calderas en Zaragoza existe también la posibilidad del gasóleo. Puede ser una opción interesante, siempre y cuando tengas un proveedor de confianza que te lo deje a buen precio y tengas un consumo racional para que no se disparen los costes. En casas unifamiliares, es habitual que se utilice este combustible y que, en función de las dimensiones, se llene un depósito para todo el invierno.

Por otra parte, y también en viviendas unifamiliares, existe la biomasa. Estas calderas generan energía a partir de los residuos orgánicos de la finca, aunque has de tener en cuenta que tiene que haber un cierto nivel para que te compense. Esta es una alternativa interesante para aquellas personas que buscan una fuente de energía sostenible.

Finalmente, y esto es importante, tienes que contar con profesionales que te den la garantía de un trabajo bien hecho en la instalación, pero también en el posterior mantenimiento. Además, te conviene que te ofrezcan un catálogo de primeras marcas porque este tipo de instalación se suele poner en propiedades inmobiliarias y con el objetivo de que dure muchos años.

En Gasiman, S.L.​ estamos especializados en la instalación de equipos de calefacción y tenemos una experiencia contrastada. Nos puedes encontrar en la calle Río Jalón, en Zaragoza. Pide presupuesto y te informaremos con más detalle.